Consejos

Ultraprocesados: ¿Qué son y qué llevan?

 

En los últimos años, los ultraprocesados se han vuelto muy populares en la dieta moderna. Estos alimentos altamente procesados ​​y convenientes pueden encontrarse fácilmente en los estantes de los supermercados, pero ¿sabemos realmente qué son y qué contienen? En este post, exploraremos qué son los ultraprocesados y analizaremos su composición desde una perspectiva nutricional.

¿Qué son los ultraprocesados? Los ultraprocesados son productos alimentarios industriales que han sido sometidos a múltiples procesos de transformación y contienen numerosos ingredientes artificiales. Estos alimentos suelen ser altos en calorías, grasas saturadas, azúcares añadidos y sal, mientras que su contenido nutricional es generalmente bajo. Algunos ejemplos comunes de ultraprocesados incluyen los refrescos, las papas fritas, las golosinas, los cereales azucarados, las comidas preparadas y las carnes procesadas.

Composición de los ultraprocesados:

  • Aditivos alimentarios: Los ultraprocesados suelen contener una gran cantidad de aditivos alimentarios, como conservantes, colorantes, edulcorantes artificiales y potenciadores del sabor. Estos aditivos se agregan para mejorar la apariencia, prolongar la vida útil y realzar el sabor de los alimentos. Sin embargo, muchos de ellos han sido objeto de controversia debido a sus posibles efectos negativos para la salud a largo plazo.
  • Grasas saturadas y trans: Los ultraprocesados a menudo contienen altas cantidades de grasas saturadas y grasas trans. Estas grasas pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, obesidad y otras afecciones relacionadas. Es importante leer las etiquetas de los alimentos para identificar los tipos de grasas que contienen y limitar su consumo.
  • Azúcares añadidos: Los ultraprocesados suelen ser ricos en azúcares añadidos, como jarabe de maíz de alta fructosa, sacarosa y otros edulcorantes artificiales. Estos azúcares añadidos proporcionan un sabor dulce, pero no ofrecen valor nutricional significativo. El consumo excesivo de azúcares añadidos se ha asociado con el aumento de peso, la diabetes tipo 2 y otras enfermedades crónicas.
  • Sal: La sal es otro ingrediente común en los ultraprocesados. El consumo excesivo de sal puede aumentar la presión arterial y aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Reducir la ingesta de sal es fundamental para mantener una dieta equilibrada y saludable.

Su impacto en la salud.

 

 El consumo regular de alimentos ultraprocesados se ha relacionado con una serie de problemas de salud. Estos productos suelen ser altos en calorías y bajos en nutrientes esenciales, lo que puede llevar al aumento de peso y la malnutrición. Además, su composición poco saludable puede contribuir al desarrollo de enfermedades crónicas, como la obesidad, la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Además de su impacto negativo en la salud, los ultraprocesados también se asocian con otros problemas relacionados con la alimentación, como la pérdida de la conexión con los alimentos reales, la falta de variedad en la dieta y la promoción de hábitos alimentarios poco saludables.

 

Consejos para reducir el consumo de ultraprocesados:

  • Opta por alimentos frescos y naturales: Prioriza alimentos no procesados, como frutas, verduras, legumbres, granos enteros y proteínas magras. Estos alimentos son ricos en nutrientes esenciales y ofrecen beneficios para la salud.
  • Lee las etiquetas de los alimentos: Al comprar alimentos envasados, lee detenidamente las etiquetas. Evita aquellos que contengan una lista interminable de ingredientes, aditivos y altas cantidades de grasas saturadas, azúcares añadidos y sodio.
  • Cocina en casa: Preparar tus propias comidas te brinda control sobre los ingredientes que utilizas. Intenta incorporar más recetas caseras y experimentar con alimentos frescos y naturales.
  • Planifica tus comidas: Organiza tus comidas semanales y haz una lista de compras con anticipación. Esto te ayudará a evitar recurrir a alimentos ultraprocesados cuando tengas hambre y necesites algo rápido.
  • Reduce el consumo de bebidas azucaradas: Las bebidas azucaradas, como los refrescos y los jugos procesados, son una fuente importante de calorías vacías. Opta por agua, infusiones sin azúcar o jugos naturales sin adición de azúcares.
  • Prueba alternativas saludables: Busca opciones más saludables para los alimentos ultraprocesados que solías consumir. Por ejemplo, elige palomitas de maíz sin mantequilla ni sal en lugar de las papas fritas, o haz tus propias barras de cereales caseras en lugar de comprar las versiones comerciales cargadas de azúcares añadidos.

 

Recuerda que se trata de hacer cambios graduales y adoptar hábitos alimentarios saludables a largo plazo. Reducir el consumo de ultraprocesados y optar por alimentos frescos y naturales contribuirá a mejorar tu bienestar y promover una dieta equilibrada.

21 Ene, 2022

BASES DE TARTAS SALUDABLES

Hoy os compartimos algunas de las bases que utilizamos para realizar postres dulces y bases para pastel o tartaletas saladas. Os dejamos tres opciones que son las que más nos… Read More
15 Sep, 2022

BABY LEAD WEANING (BLW)

Aunque a priori el nombre puede dar algo de "miedo", el Baby Lead Weaning o destete dirigido por el bebé no es más que un método para introducir los alimentos sólidos… Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apuntate GRATIS al Reto de 4 Días para aprender a cuidarte

El reto de 4 días de Nutrieat nace para ayudarte a salir del bucle que nunca acaba y empezar a comer de forma saludable, pero esta vez de verdad y para siempre.