Consejos

¿POR QUÉ ME CUESTA TANTO COMER SANO?

Vivimos rodeados de tentaciones y de falsos alimentos que lejos de nutrir nuestro cuerpo, nos perjudican y aportan calorías vacías que dañan nuestra salud a largo y corto plazo.

¿Cuántas veces te has preguntado por qué te cuesta tanto comer sano?

Una de las posibles causas es la mala educación en hábitos, es decir, estamos acostumbrados a comer en base a nuestros caprichos, sin tener en cuenta las verdaderas necesidades de nuestro organismo.

Una segunda razón es, sin duda, el dejarnos influenciar y engañar por los anuncios y tantas y tantas tentaciones que nos rodean casi por cada parte.

Y una tercera causa es sin duda una adquirida «adicción» a los azúcares y ciertos ingredientes perjudiciales que consumimos y que nos provocan una falsa dependencia que a veces cuesta enormemente salvar.

Estas son solo algunas de las causas más habituales. Os recordamos siempre que en Nutrieat tenemos a un equipo de profesionales dispuestos a mejorar vuestra calidad de vida en base a unos hábitos alimenticios mucho más saludables.